fbpx
Loader
La singularidad de tu empresa empieza en ti

La singularidad de tu empresa empieza en ti

Aunque pueda resultar contundente, la singularidad de tu empresa empieza en ti. Muchas veces he escuchado y leído sobre encontrar tus fortalezas y demás. Sin embargo, no ha sido hasta este año en el que me ha tocado reconocerme desde la sinceridad cuando he tenido anna que hacer el ejercicio de tomarme enserio. Reforzar nuestros talentos parece evidente pero algunas veces nos perdemos en el día a día y nos olvidamos de nuestra singularidad. Y muchas veces queremos que nuestras carreras brillen o que nuestro equipo funcione solo pero no miramos a nuestra parcela con el cariño que se necesita . Por eso, la singularidad de tu empresa empieza en ti.

Tu singularidad define tu día a día y la manera de relacionarte con tu contextoCómo tu singularidad define tu día a día y tus relaciones

Paso a explicar un poco mejor el título, la semana pasada hablaba de la importancia de la autenticidad y lo mucho que define tu calidad en la toma de decisiones. Pero hoy quiero ir un paso más allá. La singularidad que te caracteriza probablemente sea lo que defina tu día a día y las relaciones que hay en él.

Que levante la mano quien no ha intentando ser alguien que no es, ya sea a nivel profesional o personal. Al final acabas dándote cuenta de que eso no funciona. Y que es más sencillo darle poder y amplitud a lo que eres.

Y lo relaciono con nuestra manera de relacionarte porque cuando no respetas tu singularidad, es fácil caer en tensionar relaciones e inclusive a generar conflictos que a los ojos de los demás no existen.

Reconocer tu singularidad y darle el lugar que se merece

Podemos pedir opiniones, podemos contar personas que van unos pasos por delante para que te acompañe a tomar mejores decisiones, pero al final lo más importante es que tú seas capaz de tomar tu decisión desde lo que a ti al 100% te hace sentir cómod@.

Cuando tomas la decisión desde el miedo, el resultado suele ser algo parecido a un gato mojado, que al final acaba dándote penita de verlo así. Lo mismo pasa contigo y con tu día a día.

Este momento de reconocer tu singularidad e ir con ella allá donde estés requiere de PRESENCIA. Una palabra que recientemente estoy intentando aplicar mucho en mi día a día. Y es que tener presencia es respetar tu singularidad. Nos exige prestar atención al momento en el que estamos viviendo y a la vez nos permite vivir desde nuestra singularidad.

Ahora que estamos alineadas en la importancia de la singularidad para tu día a día, para tus relaciones, me gustaría que compartamos sobre el mundo de las organizaciones y las empresas.

Mi historia personal con la singularidad

Mi singularidad: una historia personalDesde hace 8 años estoy trabajando con organizaciones, pero no siempre lo he hecho desde el mismo lugar. Hubo un tiempo que seguía las normas de absolutamente todo lo que me decían y proponían. Algo muy tóxico para trabajar tu singularidad, y no culpo a nadie simplemente, en ese momento tomé esa decisión.

Hasta que llegó el día en que todos los consejos que me habían dado y yo seguido no funcionaban. Entonces empecé a experimentar con mi equipo otras maneras de desarrollar la singularidad dentro.

En ese momento creamos una dinámica diaria en la que el equipo comentaba su día anterior y el trabajo que había por delante. También incentivé los objetivos trimestrales con mi equipo, donde cada 3 meses nos reunimos entre otras cosas a crear sus propios horarios. Implementé una dinámica de desarrollo personal en la que mensualmente hacíamos revisiones juntos para poder ver dónde estaban sus bloqueos y progresos según sus objetivos individuales.

Y aunque todas estas experimentaciones me dieron CONFIANZA, necesitaba algo más. En la capa managerial no había avances, hacia que todo siempre esté como se suponía que tenía que estar, y eso bloqueaba que yo me desarrollara como profesional. Y ahí siempre ha estado para mí la bandera roja. En el momento que dejo de aprender, busco nuevos retos.

La importancia de la singularidad en tu empresa

Así fue como empecé a encontrar mi propia singularidad, y es lo que a día de hoy define las organizaciones en las que participo como consultora de equipos. Provocó que ellos establezcan retos lo suficientemente difíciles como retadores para que su día a día sea más divertido. Nadie quiere responsabilidades sencillas de hacer, acaba por ser tremendamente aburrido, sino quieren retos que superar, adaptados a sus necesidades.

Una organización llena de personas superando retos es una organización que disfruta de su singularidad. Y cuando hablamos de superar retos, está claro que “Pedro” no puede tener los mismos retos que “Juan”. Todos partimos de puntos diferentes, por lo que necesitarán retos ajustados a sus necesidades.

AUTOCOACHING: desempolva tu singularidadAUTOCOACHING

Cada semana me gusta que el trabajo sea hacia los dos lados, por eso esta semana trabajamos tu singularidad.

El ejercicio esta semana para algunas personas resultará enormemente sencillo, para otras quizás no tanto. Hoy va de reconocerte y reconocer tu singularidad.

Quiero que desde que tienes razón y memoria pienses en todos los logros que has tenido a lo largo de tu vida. Todos eh, desde el más sencillo hasta el que más te ha costado obtener. No solo desde el plano profesional, será más enriquecedor si puedes observar tu vida como un todo.

Empieza ocupando 1 logro por línea, cuando ya hayas acabado quiero que leas en tercera persona como si estuvieras contando lo que otra persona ha logrado. Sería algo así: Victoria es una persona que ha logrado…

Cuando acabes el listado quiero que escribas 3 palabras que describan a esa persona.

¿Qué tal ha ido?

Me encantará conocer cómo ha ido y si te ha gustado este ejercicio para desempolvar tu singularidad.

Y como siempre digo, si algo de todo esto te ha resonado y quieres ahondar más, puedes ir a mi blog o apuntarte a mi newsletter. Sigue en la búsqueda, no te rindas, no dejes de intentar salir de tu incomodidad. Fuera de ella hay un mundo de posibilidades.

Te dejo otros recursos que te pueden interesar:

20 reflexiones para trabajar en ti misma.

La guía que inspira a cambiar tu liderazgo.

Y para empezar a trabajar conmigo puedes hacerlo aquí.

Un abrazo,

Victoria

Sin comentarios

Escribe un comentario