fbpx
Loader

Como organizar tu tiempo diario: mis errores y aciertos

Todos queremos llegar a todo. Cada día empezamos el día queriendo convertirnos en superwoman y superman pero al final del día pocas son las veces que se alinean nuestras expectativas con la realidad. Por eso hoy quiero contarte como organizo mi tiempo diario. Pero no solo eso, sino también mis errores y aciertos.

Si eres de las que le gusta organizar su tiempo diario, en este artículo te cuento cómo he vivido la planificación desde que gestiono mi tiempo como empresaria.

No quiero contarte los típicos tips de organización. Quiero contarte mis aciertos y mis errores, lo que he tenido que cambiar más y lo que menos. Y sobre todo quienes han sido la inspiración en esta etapa para poder conseguir una planificación.

¿Cómo planeo mi tiempo respetando mis tiempos?

Hace poco más de un año que la gestión del tiempo ha aparecido en mi vida de manera consciente. Y lo digo así sin tapujos porque organizar tu tiempo puede ser tu carcel o tu bendición.

Tener la mentalidad correcta te hará sentir o que tienes por delante un duro día o que cada vez estás más cerca de conseguirlo. A mi tener la mentalidad consciente me ha ayudado a poner foco en pocas cosas por día y sobretodo a no querer correr por conseguirlo todo. Respetar mis tiempos ha sido un proceso de escucha profundo y respetuoso.

¿Qué es el tiempo para ti? Mi proceso de introspección en la gestión del tiempo

A la pregunta: ¿cómo planeo mi tiempo? Hoy contesto que priorizando lo que me gusta hacer. Pero no me mal interpretes, lo que me gusta = lo que se me da bien = lo que el mercado necesita.

Todo empieza desde la idea que tenemos de: ¿qué es el tiempo para cada uno de nosotros?.

Entender que es para nosotros el tiempo y el valor que le damos nos llevará a alguno de esos dos estados mentales de los que hablaba al principio. ¿Eres prisionera de tu tiempo o eres flexible y te vas adaptando?

Ahora que ya has tomado consciencia, la siguiente pregunta es ¿qué necesito hacer en ese tiempo? Para que poder tomar decisiones sea sencillo, tenemos que tener clara la meta. Tener el big picture claro.

¿Qué es el BIG PICTURE?

Pensar en dónde quieres estar en 5 años, en 2 años y en 1 año. Esto es tu big picture. Tener una idea, una dirección y tú para qué quiero estar allí en este tiempo te impulsará a seguir creando y creyendo en ti.

Así cuando llegue la organización semanal te será más sencillo donde inviertes tu tiempo al final.

¿Cómo organizo mi tiempo diario?

El día tiene 24 horas para todo el mundo, pero hay personas que parece que tienen 54 horas en un día. Aquí está el primer error. Mirar hacia fuera no te ayudará a ti a cambiar tu situación. Sobre todo si es desde la comparación.

Para afrontar el día es importante tener claras cuáles son las áreas de tu vida a las que tú les das importancia. Esas áreas las has incluido probablemente en tu BIG PICTURE antes.

MINISESIÓN DE AUTOCOACHING

Piensa en tus grandes áreas que quieres trabajar en tu BIG PICTURE. ¿Las tienes?

La siguiente pregunta puede parecer una tontería pero es muy reveladora.
¿Qué puedo hacer hoy en pequeño para acercarme a mi objetivo?
¿A qué le estoy dedicando hoy tiempo que no me está acercando allí?

Estas preguntas es interesante tenerlas presentes a lo largo de tu día, pero sobretodo antes de que llegue tu día. De esa manera tendrás clara la semana y cada día antes de empezar con ellos.

UN CONSEJO PARA ORGANIZAR TU DÍA

No pienses en tooodo lo que te queda por hacer. Centra tu energía en 3 grandes objetivos para el día siguiente. 3 imprescindibles que no pueden faltar en tu día. Solo 3. Esto te ayudará a ganar foco y crear un hábito.

¿Cómo consigo mis objetivos? 3 tips para llegar a ellos

Siempre que me escuches hablar de objetivos me refiero a esa manera de materializar mi big picture.
Además suelo pensar en 3 puntos:
1. ¿Qué quiero y para que lo quiero?
2. ¿Cómo voy a saber que he llegado a mi objetivo?
3. ¿Cómo voy a celebrarme cuando lo consiga?

Ponernos objetivos va más allá de escribirlo de manera “SMART”. Para mi va sobretodo de ponérnoslo fácil. De evaluar los riesgos que tiene ese objetivo para mi y ponérmelo fácil para llegar a él.

¿Qué tengo que hacer para llegar a mis objetivos?

Llegas a tus objetivos cuando trabajas en tu capacidad de tomar decisiones. Poco a poco te será más sencillo tomarlas a favor de lo que tú quieres y no en contra o en pro de tu yo “cómodo”.

3 tips + 1 para llegar a tus objetivos

Estos consejos que te comparto están basados en mi experiencia, en lo que he vivido y en lo que he aprendido. En todo lo que he experimentado para llegar al punto en el que estoy.

Los seres humanos somos la única especie capaz de aprender por el lenguaje, sin necesidad de vivirlo para entenderlo. Si lo piensas hay muchas “normas” que tienes sobre ti mismo y tu contexto que las tienes porque te dices o te han dicho que eso “no se puede hacer”.

Consejo 1: Busca un compañero de fatigas. Una persona que te anime a conseguir tus objetivos, que sepas que cuando flaquees es capaz de darte un toque. Inclusive puedes llegar a un acuerdo con ella para explicarle lo que necesitas.

Consejo 2: Ponte serio contigo mismo. Tómate enserio lo que quieres conseguir. Tú puedes decidir mucho a cada momento.

Consejo 3: Mide tus resultados para ser capaz de adaptarte lo antes posible. Tener un objetivo no significa poner el rumbo fijo hasta llegar. Significa saber adaptar tus necesidades y las del contexto para poder conseguirlo.

EXTRA Consejo 4: Comprométete al menos por un tiempo (el que tú decidas) hasta cambiar de objetivo. Date tiempo para que funcione. Si no le damos tiempo no sabremos si habrá funcionado eso que estamos probando o no.

Los 5 errores que he cometido este último año

Antes te comentaba la importancia que tiene el lenguaje en nuestro aprendizaje, y te contaba cómo somos nosotros los que creamos las realidades que tenemos.

Para continuar, quiero que entiendas que hablo en términos globales y sin conocer tu situación concreta.

Así que si quieres dejarme tu consulta sobre tu situación estaré encantada de responder.

Error 1: Escuchar a todo el mundo menos a mí. Creer que el método perfecto existe y que yo lo desconozco.
Error 2: Exigirme cuando necesitaba sentirme acogida.
Error 3: Trabajar horas y horas por no llegar a mi objetivo.
Error 4: Cuando cumplía mis objetivos pensar que no he hecho suficiente.
Error 5: No medir en absoluto lo que iba consiguiendo.

Las 4 claves que me han funcionado

Ahora voy a contarte que he hecho con estos errores. La semana pasada te contaba sobre la aceptación y la resignación. Y que la diferencia está en que asumamos la responsabilidad de lo que nos pasa.

Por eso la primera clave es TOMAR CONSCIENCIA. Si no sabemos que, cuando, donde y para que. Es difícil que nos hagamos responsables de la situación.

La segunda clave es CREAR ESPACIOS DE REFLEXIÓN PERSONAL. Me ayudan a tomar decisiones para accionar.

La tercera clave es COMPARTE tus éxitos con las personas que te rodean, pero también tus TROPIEZOS.

La última clave es CUIDA DE LOS BÁSICOS. Duerme lo que necesites, come sano y haz al menos 30 minutos de deporte al día. 😉

Muchas gracias por leerme una semana más.

Si quieres que te ayude con tu caso concreto solo tienes que escribirme un correo a hola@victoriarodriguez.es y te responderé en la mayor brevedad posible.

Sin comentarios

Escribe un comentario